terremoto 2010

Terremoto de Chile de 2010
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Terremoto de Chile de 2010
Terremoto de Chile de 2010.svg
Zonas afectadas
Fecha 27 de febrero de 2010, 3:34 UTC-3[1]
Magnitud 8,8[1] [2] MW
Profundidad 47,4 km[2]
Coordenadas del epicentro 36°12′28″S 72°57′46″O / -36.20778, -72.96278Coordenadas: 36°12′28″S 72°57′46″O / -36.20778, -72.96278[2]
Tipo Terremoto submarino
Zonas afectadas Regiones de Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, Maule, Biobío y La Araucanía, Chile
Víctimas 521 muertos,[3] 56 desaparecidos.[4]

El terremoto de Chile de 2010 fue un sismo ocurrido a las 03:34:17 hora local (UTC-3), del sábado 27 de febrero de 2010, que alcanzó una magnitud de 8,8 MW.[1] [2] El epicentro se ubicó en el Mar Chileno, frente a las localidades de Curanipe y Cobquecura,[nota 1] cerca de 150 kilómetros al noroeste de Concepción y a 63 kilómetros al suroeste de Cauquenes, y a 47,4 kilómetros de profundidad bajo la corteza terrestre.[2] El sismo, tuvo una duración de cerca de 2 minutos 45 segundos, al menos en Santiago.[1] [5] Fue percibido en gran parte del Cono Sur con diversas intensidades, desde Ica en Perú por el norte hasta Buenos Aires y São Paulo por el oriente.[6] [7] [8] [9]

Las zonas más afectadas por el terremoto fueron las regiones chilenas de Valparaíso, Metropolitana de Santiago, O’Higgins, Maule, Biobío y La Araucanía, que acumulan más de 13 millones de habitantes, cerca del 80% de la población del país. En las regiones del Maule y el Biobío, el terremoto alcanzó una intensidad de IX en la escala de Mercalli, arrasando con gran parte de las ciudades como Constitución, Concepción, Cobquecura y el puerto de Talcahuano. En las regiones de La Araucanía, O’Higgins y Metropolitana, el sismo alcanzó una intensidad de VIII provocando importante destrucción en la capital, Santiago de Chile, en Rancagua y en las localidades rurales. Las víctimas fatales llegaron a un total de 521 fallecidos.[3] Cerca de 500 mil viviendas están con daño severo y se estiman un total de 2 millones de damnificados, en la peor tragedia natural vivida en Chile desde 1960.[10] La presidenta Michelle Bachelet declaró “estado de excepción constitucional de catástrofe” en las regiones del Maule y Biobío.[11]

Un fuerte tsunami impactó las costas chilenas como producto del terremoto, destruyendo varias localidades ya devastadas por el impacto telúrico. El archipiélago de Juan Fernández, pese a no sentir el sismo, fue impactado por las marejadas que arrasaron con su único poblado, San Juan Bautista. La alerta de tsunami generada para el océano Pacífico se extendió posteriormente a 53 países ubicados a lo largo de gran parte de su cuenca, llegando a Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, la Antártida, Nueva Zelanda, la Polinesia Francesa y las costas de Hawái.[12]

El sismo es considerado como el segundo más fuerte en la historia del país y uno de los cinco más fuertes registrados por la humanidad. Sólo es superado a nivel nacional por el cataclismo del terremoto de Valdivia de 1960, el de mayor intensidad registrado por el ser humano mediante sismómetros. El sismo chileno fue 31 veces más fuerte y liberó cerca de 178 veces más energía que el devastador terremoto de Haití ocurrido el mes anterior, y la energía liberada es cercana a 100.000 bombas atómicas como la liberada en Hiroshima en 1945.

HEROES NACIONALES

BICENTENARIO

Una cápsula con 132 “iconos del Chile de hoy” fue enterrada en la céntrica Plaza de Armas de Santiago. La “Cápsula del Bicentenario” será abierta por las futuras generaciones en septiembre de 2110, cuando el país celebre su tricentenario de la Independencia.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, encabezó la ceremonia solemne donde ayer se enterró esta cápsula y firmó una foto que ingresó a ésta donde aparece con los últimos cuatro presidentes de Chile y una réplica del mensaje de los 33 mineros atrapados en la mina San José en el que anuncian que están vivos.

“Tal vez el principal mensaje que podemos legarles a las generaciones que vendrán es que Chile está preparado para enfrentar cualquier dificultad, siempre que lo hagamos con unidad, con ese espíritu que ha sido tan propio de este bicentenario, que estuvo presente en la forma en que enfrentamos el terremoto, que nos han transmitido con tanta elocuencia los mineros”, dijo el mandatario chileno.

Piñera, junto con el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, depositaron los últimos objetos en la cápsula y se procedió a enterrarla para su “viaje” al futuro. Mientras, un coro de niños interpretaba la canción “Patria querida” y cientos de globos se elevaban hacia el cielo.

“No debe abrirse antes. Es muy importante que quede bajo tierra durante los próximos cien años y no le ocurra lo mismo que ocurrió con la caja de Pandora que no debía abrirse, y alguien muy impaciente la abrió y así surgieron, según cuenta la leyenda, los males de este mundo”, agregó el presidente del país.

Además de la foto presidencial y el mensaje de los 33 mineros, a la estructura de acero ingresaron otros objetos importantes de la época contemporánea, 132 en total, entre ellos las camisetas de fútbol de la Universidad de Chile y Colo Colo, un Indio Pícaro, el popular personaje infantil Juan Carlos Bodoque, un MP4, una espuela y un abrelatas.

“Contiene los sueños, la identidad y eso que nos hace sentirnos tan orgullosos”, dijo Piñera antes de proclamar: “¡Vive Chile!, ¡Vivan los chilenos!”

La cápsula contiene, además, al Personaje Bicentenario, Mario Kreutzberguer “Don Francisco”, la camiseta de la Selección Chilena de Gary Medel, la prenda de ropa elegida: zapatillas, y la canción chilena “Arriba la Vida” del grupo Croni-K.

Tras 100 años serán descubiertos el infaltable Papelucho, el protagonista de una serie de libros para niños de la escritora chilena Marcela Paz, un netbook junto a la Gaviota de Plata del Festival de Viña, cerveza, cera depilatoria, un test de embarazo y un condón.

Viajará al futuro también una mediagua en miniatura y más de 7 mil mensajes entre videos y cartas como regalo de chilenos a sus descendientes.

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!